Cinco estudios para cuatro violas

Cinco estudios para cuatro violas, 2003-2005
para 4 violas
duración: 14 minutos
Obra pedagógica

Encargo del Conservatorio Superior de Música de París

Notas de programa

La idea de escribir para un cuarteto de violas me sedujo por las grandes posibilidades expresivas de registro, colores y de timbres contrastados que son/podrían ser inherentes a este conjunto.
El interés de esta obra pedagógica recidía, sobre todo, en la sensibilización de los estudiantes a la música contemporánea, puesto que el repertorio existente es muy complejo en cuanto a su ejecución para los alumnos, tanto por la dificultad de las obras en sí mismas como por el tiempo que insumen para que se las interprete correctamente.

A partir de las conversaciones que tuve con Christophe Desjardins, que fue quien me propuso componer esta obra, empecé el trabajo de escritura utilizando/basándome en ciertas premisas relativas al lenguaje contemporáneo como la entonación, el montaje/el armado, la independencia y el ritmo.
En este sentido, los cinco estudios son un concentrado de dificultades que tienen como objetivo (trabajar) los elementos antes citados; hay un quinto elemento que decidí agregar: la fraseología que, según la definición que Busoni dió ya en 1905 “cada instrumento, ya si toca solo o en un conjunto, debe seguir su propia frase musical hasta el final. La frase debe ser tocada desde el principio hasta el fin con sentido.”
La dificultad técnica de las partes del cuarteto fue elaborada en un orden decreciente: la primera viola, que tiene la parte más difícil, la toca el profesor; la segunda, es más fácil que la primera pero más difícil que la tercera, que a su vez es más difícil que la cuarta.

El análisis de los movimientos

Premier movimiento aborda un trabajo sobre la entonación, la escucha y el “relevo” (la continuidad), a través de la circulación de la melodía entre los cuatro instrumentos. La interpretación se construye a partir de una voz protagónica y de sus resonancias. Cada uno a su turno, los cuatro violistas “toman la palabra” y luego, la ceden a alguno de los otros. Esta “toma de palabra” se anuncia con un pizzicato.
La dificultad de estos relevos reside en el cambio de papel (de protagonista a secundario), a veces, sin que sea necesario volver a atacar la nota (una nota de resonancia pasa a ser en un momento dado la primera voz, sin ninguna interrupción, con sólo modificar su expresión).
Este movimiento puede servir para empezar un trabajo de conjunto ya que se trabaja la afinación en su más amplio sentido.

Segundo movimiento está basado en la modulación métrica y la sincronización. Los alumnos tienen que aprender a anticipar, la claridad de la interpretación y también en la perceptibilidad de los cambios. La modulación rítmica implica poder despegarse de su propio tempo para seguir el pulso de otro instrumentista. En cuanto a la sincronización, el trabajo se realiza en base a la aceleración y al rallentando.
Estos elementos de la música son muy difíciles para los estudiantes, el reto que me propuse fue el de adaptar estas dificultades al nivel de ellos. Pero la ventaja de este movimiento es que los alumnos pueden medir los resultados de una manera muy concreta.

Tercer movimiento tiene como objetivo ejercitar las dificultades rítimicas, las técnicas instrumentales contemporáneas y las articulaciones. Al mismo tiempo, quise hacer descubrir un aspecto de la música tradicional argentina, por eso, escribí este movimiento con un ritmo de “Chacarera”, que es una danza folclórica muy interesante en 3/4 y cuya particularidad reside en que tiene los acentos desplazados (en oposición al Vals): el primer tiempo está casi ausente, el segundo tiempo se acentúa y el tercero, se apoya.
El objetivo de este movimiento es el de comprender el lenguaje y el estilo de una música desconocida, al mismo tiempo que se estudia la técnica, la velocidad y las dificultades rítmicas.

Cuarto movimiento está compuesto a partir del concepto de heterofonía. La frase musical que las cuatro violas tocan de manera repetida, se desfasa levemente, lo que produce una pérdida de referencia en los intérpretes. Para facilitar la escucha, la entonación, la mezcla de timbres y las imitaciones ajustadas, simplifiqué la escritura en lo que respecta a las posiciones de la mano izquierda.

Quinto movimiento explora las posibilidades del Pizzicato, poniéndose incapié en el sincronismo y las dinámicas (como dificultad de esta técnica). El ritmo está tomado de aspectos del Tango (el Tango de los orígenes que es menos patético y más vivaz). Este movimiento toma como referencia de esta música y por eso lleva el título de “En torno al Tango”.

Estreno y presentaciones pasadas (lista no exhaustiva)

Estreno: Taller de viola y música contemporánea a cargo de Christophe Desjardins
el 28 de noviembre de 2003, Conservatorio Superior de Música de París

Estreno del quinto estudio: Biennale Musiques en Scène 2006-GRAMME, Lyon,
alumnos del Conservatorio Nacional de Música de Lyon.

 

Share Button
Print Friendly, PDF & Email